Prensa Para Artistas

Palo, Palo y Palo: el rockero deslumbró al público de Clínica 13

palo pandolfo

Las inclemencias del tiempo no hicieron mella y, ante muy buen marco de público, Roberto “Palo” Pandolfo dejó su huella en la tercera posta de Clínica 13, en Centro Mandové.

En un día en que las nubes decidieron evacuar hasta la última gota, y en un avión que casi no levanta vuelo por el paro nacional de los aduaneros, Roberto “Palo” Pandolfo llegó a Misiones. El fundador de bandas claves del rock, como Don Cornelio y Los Visitantes, arribó para protagonizar la tercera posta de Clínica 13, programa que incentivan el Ministerio de Desarrollo Social y Músicos Populares Misioneros (MPM). Y no hubo alerta meteorológico ni medida de fuerza que lo detengan.

Cerca de las 11.15 inició su periplo en Posadas, brindando una conferencia de prensa abierta en la casa de los MPM, y a las 15.30 se produjo el encuentro con los destinatarios de Clínica 13: jóvenes que sueñan que la música sea el motor de sus vidas. Fueron varios los que ya habían agendado el encuentro y no se amilanaron. Ante un muy buen marco, el músico consagrado bajó su historia, conceptos, sus visiones, a los presentes. Mezclados, entre ellos, músicos que ya han transitado un trecho largo en la música: Ronda, Gervasio Malagrida, Gary Anadón.

Por la mañana, un Palo verborrágico, junto al ministro Joaquín Losada, lideró la conferencia. Este último habló de la importancia de que “músicos que ya han abierto un camino, que han trascendido con su arte, abriendo huella, puedan brindarle sus conocimientos de primera mano, sin intermediarios, a jóvenes que recién empiezan, es notable”. Pandolfo agregó que es muy importante que Desarrollo Social lo convoque, “porque me gusta que me convoque la política, soy muy político, mi arte es político. Nuestra generación hizo la secundaria en la dictadura, estoy a tres generaciones de la que se llevó La Noche de los Lápices, este encuentro es muy importante para mí”.

 

Tras hablar de influencias, que luego iba a nombrar y desmenuzar en la clínica, como Spinetta y su gran grupo “Pescado Rabioso”, Charly García, Sumo, Led Zeppelin, fue describiendo lo que fue su propia carrera y hoy se declara “totalmente afroamericano, ahí está toda nuestra esencia, en la música afroamericana, la música negra, en el groove, ahí está todo, está el tango, está Yupanqui” deslizó.

“Cuando empezábamos teníamos 14 años, la dictadura, a los 14 fui solito a ver Serú (Girán), era encontrarse con la policía de uniforme y la de civil en la calle, toda la represión de la dictadura, teníamos la ingenuidad de esa edad, pero la represión se nos impregnaba. Cuando llegó la democracia, la libertad fue la bisagra. Hubo una ruptura que se dio naturalmente, el rock cambió para siempre, se modernizó. Charly (García) fue uno de los primeros en romper y romper estructuras”.

El cuidado del cuerpo

Luego de ser presentado y abandonar el camarín en la sala Centro Mandové, ingresó al escenario en medio de aplausos. Inició hablando del cuidado de la herramienta más importante que tiene tanto un músico como cualquier trabajador: el cuerpo.

“Lo más importante para la perfomance es tener bien la mayor herramienta que tenemos, que es el cuerpo” comenzó narrando y enseguida hizo hincapié en los beneficios del yoga, el manejo de la respiración. “El cuerpo es el instrumento. Lo primero que puedo decirles es que es importantísima la práctica de la voz, del instrumento, pero también un muy buen precalentamiento previo. ‘Hacer con placer hace el bien’ que es un principio del yoga, ese es mi norte desde 2004 que comencé a practicarlo habitualmente”

Luego destacó que no hay que buscar el éxito, que “el éxito del artista radica en lograr el arte”. También describió otras labores que le agradan, y mucho, escribir poesía y desarrollar su rol de productor. Justamente, cuando una joven, que está iniciando su nobel banda, inquirió sobre qué le atraía para que se haga cargo de producir un artista, hizo hincapié en la letra: “ahí está lo original, porque la música, bueno, yo desde el tango del 40 a la música electro berlinesa, a Stockhausen a la cumbia villera, la santafesina, me encantan Los Palmeras, a Yupanqui, lo tengo incorporado todo, pero la letra, la poética es la que me impacta”.

Luego de dos horas de una charla que despertó aplausos, en algunos tramos, risas y carcajadas en otros, se dedicó a empuñar la guitarra y entregar cuatro canciones que compuso para su último disco: “Esto es un abrazo”.

Gran premio del público que se llevó el encuentro al altillo de los recuerdos, se despidió y se fue al aeropuerto, para irse como vino: acompañado por una lluvia que no detuvo su precipitación incesante durante todo el jueves.

Martes, 14 de Agosto de 2018

Seguinos en Facebook!

1081414
Hoy
Esta semana
Este mes
Todos
378
2028
12625
1081414

IP: 54.81.110.186
Servidor: 2018-08-14 11:17:36