Prensa Para Artistas

Wake N´Roll

c_630_400_16777215_00_images_20151209_wake-beach-roll--00.jpg

Con un clima mágico ideal para gozar del aire libre, el Club de Río desbordó de energía, deportes extremos y una cartelera musical planeada para los oídos más exigentes. Con Willy Crook a la cabeza del cartel, la Copa Argentina de Wakeboard arrancó en San Ignacio y demostró que es mucho más que un evento deportivo.

Cuerpos expuestos al sol. Bíceps y pectorales, glúteos y abdominales. Todo brilló bajo el sol de San Ignacio, mientras rostros distendidos y música ligera se encargaron de darle a ese entorno naturalmente de ensueño, una carga de energía positiva a prueba de preocupaciones. Así, la fecha de apertura del Campeonato Argentino de Wakeboard albergó a decenas de riders dispuestos a brindar sus mejores trucos para impresionar al jurado. Mientras, desde la playa, los daikiris  le pelearon el protagonismo al tereré y los jinetes de las BMX desafiaron la gravedad arrojándose hacia el vacío mediante una rampa que miraba rauda hacia la orilla de enfrente.

 

Que rico el sunset

Como ya es tradición, Ronda, esta vez escoltada por los Menchuk, se encargó de que la caída del sol a los pies del Teyú Cuaré se disfrace de bossa alternativa, mientras su música en clave de slow ska logró que las ojotas cobren vida y se pongan a danzar. Hablando de baile, imposible evitarlo cuando te pica Yarará Funk. El soul será muy americano, pero nadie extraña a James Brown si una buena dosis de Ed Motta se apodera del mic. Yarará suena crudo, suena auténtico y suena visceral.

c_186_124_16777215_00_images_20151209_wake-beach-roll--00b.jpg c_186_124_16777215_00_images_20151209_wake-beach-roll--01.jpg c_186_124_16777215_00_images_20151209_wake-beach-roll--02.jpg c_186_124_16777215_00_images_20151209_wake-beach-roll--03.jpg c_186_124_16777215_00_images_20151209_wake-beach-roll--04.jpg c_186_124_16777215_00_images_20151209_wake-beach-roll--05.jpg c_186_124_16777215_00_images_20151209_wake-beach-roll--06.jpg c_186_124_16777215_00_images_20151209_wake-beach-roll--09.jpg c_186_124_16777215_00_images_20151209_wake-beach-roll--10.jpg c_186_124_16777215_00_images_20151209_wake-beach-roll--10a.jpg c_186_124_16777215_00_images_20151209_wake-beach-roll--10b.jpg c_186_124_16777215_00_images_20151209_wake-beach-roll--11.jpg c_186_124_16777215_00_images_20151209_wake-beach-roll--12.jpg c_186_124_16777215_00_images_20151209_wake-beach-roll--12b.jpg c_186_124_16777215_00_images_20151209_wake-beach-roll--13.jpg c_186_124_16777215_00_images_20151209_wake-beach-roll--14.jpg c_186_124_16777215_00_images_20151209_wake-beach-roll--15.jpg

Rider on the Soul

Con varios combates en su haber, Willy Crook es la clara muestra de que el soul y el funk, cuando se viven en frecuencia rock,  a veces hacen BANG. Viejo zorrro si los hay, regaña al sonidista, conquista a la gente y derrama sensualidad por igual y hasta se arroja al río a rescatar su viola que decidió pegarse un chapuzón. Con una banda joven y claramente salida del universo de jazz, Crook destila sus viejos hits mientras las caderas se menean al compás. Todo encaja cuando se escuchan al viejo Torino bramar. Su música, con una finura y sutileza a prueba de los oídos más exigentes, ni siquiera parece esforzarlo, salvo cuando desafía al bajero para que eleve la apuesta y regale unas líneas de super candy bass.

Ya en lunes, todo fue más calmo. Las finales del campeonato se sucedieron mientras desde la playa el público ya más relajado se dedicó a disfrutar. Con Febo en retirada fue el turno de Paraná Tornado, que le puso su toque de garaje surfero al atardecer. Al toque fue la entrega de premios, y en la categoría Open (la principal) Kai Ditsch, de sólo 16 años, marcó el rumbo demostrando que el futuro del wakeboard argentino ya está aquí.

Ya de noche, y luego de un duro batallar, Raiz pudo demostrar porqué había tanta expectativa con su regreso. Aroma a reggae con sazón triplefronteriana para una noche con temperatura ideal. Así llegó Virgina Da Cunha, con su electrónica de vanguardia europea y sensualidad sin fronteras.

 

Wiki Wake

Cuenta la leyenda que un hawaiano con espíritu rider se aventuró al mar sobre una plancha de madera y aprendió a controlar las olas. Así nació el surf. Sólo fue cuestión de tiempo para que se convierta en deporte y sea adoptado por los jóvenes americanos. También dicen que en Los Angeles, una ciudad que siempre olió a modernidad y espíritu adolescente, cuando el clima no se prestaba para cabalgar olas, algo había que hacer, así que los muchachos redujeron el tamaño de las tablas y le pusieron ruedas. Bienvenido skateboard!

Pero los chicos siempre quieren innovar, y esas tablas de surf poca utilidad tienen cuando no hay olas, así que del otro lado de la Unión Americana, en el estado de la Florida, los muchachos decidieron ser remolcados por una moto acuática. De allí a adosarles unas botas (straps) hubo un solo paso, y nació el wakeboard. Así, el espíritu del surf llegó a los lagos y ríos, y unieron la actividad con los trucos propios del skate para lograr figuras impresionantes montando olas fabricadas por una lancha de alto poder y prendidos de un manillar.

Alejo De Palma, campeón mundial de wakeboard es uno de los riders que llegó a San Ignacio, y debido a una lesión en la rodilla, en lugar de regalar sus trucos, se vio obligado a verlo todo sentado en la lancha Malibú en su función de juez. El nos explicó la manera en que se clasifica en una competencia oficial.

“Para comenzar”, relata el rosarino, “los puntajes en una competencia de wakeboard se basan en la subjetividad casi total de los tres jueces que van a bordo de la lancha. Ellos otorgan puntaje en base a tres parámetros: ejecución (3 pts.), intensidad (3,3 pts.) y composición (3,4), y aclara que el primero se refiere al grado de dificultad de la maniobra, el segundo ala altura y potencia con la cual se ejecuta el truco y el último, califica el estilo para volar y, sobre todo, caer luego del salto. Así, backrolls, tantrums, o scarecrows o spins múltipless combinados con pasadas de manillar de las maneras más insólitas, aúnan el espíritu surf con el skate, haciendo del wakeboard en un deporte en permanente crecimiento, y que en nuestro país goza de gran popularidad e incluso tenemos campeones panamericanos y mundiales.

Domingo, 26 de Marzo de 2017

Seguinos en Facebook!

597827
Hoy
Esta semana
Este mes
Todos
1259
1259
28003
597827

IP: 54.197.130.93
Servidor: 2017-03-26 23:48:23