Prensa Para Artistas

Un tipazo bajo la lluvia

Un tipazo bajo la lluvia

La nueva edición de Clínica 13 nos trajo a Willy Piancioli, de Los Tipitos y con él, una vez más quedó desterrado el mito de que la fama aleja al artista de la gente. Buena onda, sinceridad y humildad fueron las pinceladas de color para una jornada gris.

Afuera la garúa, por momentos lluvia. Dentro las cabreadas del viejo salón del club más tradicional de la ciudad, el viejo Atlético Posadas, (‘El deca’ para los amigos) esquivan una que otra gotera rebelde. Canciones sencillas y lejos de la grandilocuencia típica del rock actual son el marco ideal para una mateada entre amigos. Entre ellos, uno muy conocido y líder de una de las bandas más convocantes del rock nacional. Así Willy Piancioli, cantante de Los Tipitos (ganadores de un Premio Gardel en 2008), demostró que, además de componer bellas canciones, su principal virtud es el conectar con la gente. Bastó un rato de charla relajada para darse cuenta de ello.

 

Anécdotas que curan

Nacido en La Paternal, por consiguiente hincha obligado de Argentinos Juniors pero con una historia musical iniciada en Mar del Plata (allí nacieron Los Tipitos, hace más de 20 años –en 1994, más precisamente–), Willy y sus tipitos son una clara muestra de cómo hacerse de abajo a puro perseverancia y la humildad del que poco tiene… pero quiere más. “Siempre estuvimos seguros de lo que hacíamos”, relató. “El crecimiento fue paulatino, salimos a buscar a la gente a la calle” prosiguió, demostrando que nada que se geste de un día para otro tiene oportunidad de perdurar en el tiempo. “Aún recuerdo la primera vez que escuché a Los Tipitos en la radio, fue en un camping en Villa Gesell. Estaba por hacer un asadito con mi novia –en realidad reconoció que estaba luchando para prender el fuego– cuando se me acercó un tipo con leña de verdad y se ofreció a ayudarme. Me preguntó a qué me dedicaba, ‘músico, le respondí’, pero sólo hasta ahí. De repente en la radio sonó “Brujería”, cuando le conté que era mi banda y yo el que cantaba, el tipo no lo podía creer. Terminamos comiendo asado todos juntos. De cosas así no te olvidás más”…  Cualquier parecido con la historia de un chico de barrio que sueña con ser superhéroe y se despierta con capa y antifaz no es mera coincidencia.

 

Clínicas que enseñan

Un tipazo bajo la lluviaUn tipazo bajo la lluviaUn tipazo bajo la lluvia

Al margen de lo anecdótico, que siempre es muy sabroso y requerido por los fans, otro propósito de este ciclo de encuentros entre artistas reconocidos y el público local organizado por el Ministerio de Desarrollo Social en conjunto con los Músicos Populares Misioneros (MPM), es el otorgar a nuestros artistas la oportunidad de alternar cara a cara para así recibir consejos y sacarse dudas acerca de las diferentes etapas por la que atraviesa la carrera de un músico profesional. En esa faceta se basó Willy Piancioli para esta nueva edición de Clínica 13.

Así, fue contando los cambios que se producen en una canción a medida que va evolucionando. “No recomiendo hacer demos muy elaborados, porque trabajás de más y de tanto escucharlo, a veces crees que determinadas partes están buenas, y no siempre es así. Yo prefiero grabar los demos con una guitarrita y nada más”, reconoció, sincero y despojado de todo atisbo típico de rock star. Tal es así que mostró a la concurrencia el demo original (algo que pocas veces los artistas muestran) de “La ley de la ferocidad”, una canción que, originalmente, era sólo una cancioncita con lindo estribillo y hoy se convirtió en un hit con cerca de un millón de reproducciones en Youtube.

Al compararla con la versión final también fue contando cómo la mano del productor fue modificando ciertas partes pero sin perder la esencia. O sea, del demo grabado ‘así nomás’ a un gran hit puede haber un océano de diferencia, pero si se trabaja con un productor serio y que comulgue con la banda, ese océano no es más que un charco. “Es como que te traigan la plastilina en la bolsita, así da gusto hacer el jarrón”, comparó jocosamente. “pero si te traen el jarrón ya hecho, no da ganas de hacerlo de nuevo”, destacó.

En claro ejemplo de la importancia de la elección del productor artístico, mencionó que el próximo lunes entrarán a estudio a grabar su próximo material y que entre los candidatos estuvo Coti “un productor con un estilo bastante cercano a Los Tipitos, con mucha armonía y estribillos”, pero que la aguja finalmente apuntó a Michel Peyronel, la vieja gloria de Riff, debido a la posibilidad de llevar a la banda a aguas más crudas y rockeras.

 

De paradigmas rotos y la relatividad temporal

La actualidad del rock nacional no podía estar ausente en una charla con uno de los principales de la actualidad. “Hoy la escucha (y la industria) del rock se volcaron a algo mucho más liviano, como que el rock se simplificó.  Siento que cambió el paradigma del rock nacional, pero eso es algo muy relativo. En los 70s y 80s en el ambiente del rock nacional no estaba muy bien visto decir que te gustaban los Bee Gees, pero si hoy escuchas sus canciones son excelentes y muy difíciles de tocar”, y uno siente que algo así podría suceder con algunos artistas nacionales, pero a otros ni con ojos tan biónicos uno imagina en ese lugar.

Finalmente, la ya clásica tocada con músicos locales calentó la tarde gris. Así, Leandro Lucas, Beto Rolón y Maxi Gruber, batería, bajo y guitarra de Los Prismáticos, se unieron a Willy para versionar dos de los principales hits de Los Tipitos. Así, tarareando “Silencio” y “Campanas en la noche” la lluvia acompañó la retirada general.

 

Palabra de Tipito

Durante la conferencia de prensa matutina, y acompañado por representantes del MPM y Joaquín Losada, Ministro de Desarrollo Social y alma matter del proyecto, Willy Piancioli dejó también hilo para cortar.

“La verdad que cuando tocábamos en Gesell, donde hicimos temporadas cuatro años, a dos actuaciones a la gorra diarias, hubiéramos querido tener este tipo de clínicas. Me lo tomé muy en serio cuando me lo propusieron, y enseguida me puse a pensar sobre que versaría”.

“Me identifico en cualquiera de los pibes que vayan hoy y tengan una banda y estén ensayando. Nosotros antes de pegarla la yugamos duro, duro. Fueron cuatro temporadas a dos shows diarios a la gorra en un lugar emblemático de Gesell. Así juntamos algo d edinero y nos compramos un colectivo que nos permitió hacer la Costa y, a la vez , sentirnos en casa. Así comenzamos”

“Lo fundamental es creer en las canciones que uno crea, porque si no estás convencido de lo que compones, no se la haces creer a nadie”-

Lunes, 22 de Enero de 2018

Seguinos en Facebook!

864651
Hoy
Esta semana
Este mes
Todos
884
1482
22830
864651

IP: 54.82.57.154
Servidor: 2018-01-22 17:21:31